×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Olivia Lagunas

40 años / México, Ciudad de México

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Actriz

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Siempre estuve en contacto con el teatro, mis padres desde pequeña me llevaban a ver espectáculos teatrales. Mis abuelos paternos se conocieron en un taller teatral que dirigía Seki Sano. Mi abuelo, al ser un estudioso del teatro, tenía muchos libros del tema. Mismos que yo heredé. Además, en mi casa siempre había literatura que estimulaba mucho mi imaginación y la de mis hermanas.
El juego y la curiosidad, al ser una presencia constante, me llevaron a indagar qué había más allá del escenario. Al conocer «las tripas» de un teatro, me enamoré. Y quise estar ahí por siempre. Después, en la adolescencia, tomé varios talleres artísticos de danza, música y teatro. Ya en la carrera profesional estudié en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en el Colegio de Literatura Dramática y Teatro.
Cuando llegué a mi primer día de clases en la escuela de teatro me sentí en casa. Conocí a todas esas personas, tanto las que me enseñaban como las que me acompañaban, y supe que había encontrado a mi Tribu.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

Siempre me parecerá relevante preguntarme el ¿por qué sigo en esta profesión? Cuestionar los objetivos que no he logrado alcanzar, «los fracasos» y los rechazos. Creo que indudablemente el fracaso es la veta de la actriz, del actor, del artista. Pero también pienso sobre cambiar el concepto de éxito por el concepto de realización.
También creo que en el proceso de la profesionalización de cualquier oficio son relevantes tres puntos: aprenderlo, ejercerlo y enseñarlo. Así que una de mis metas es ser maestra; enseñar a otros lo que yo he aprendido en este camino. Y también me gustaría mucho explorar en el terreno de la dirección y la dramaturgia.
Por muchos años las circunstancias socioculturales de esta profesión nos han limitado a las mujeres a sólo destacar en el área de actuación y creo que hay un talento femenino desbordante que merece ser escuchado. Me parece que ya es hora que los nuevos personajes femeninos sean más relevantes y que sean escritos, contados y dirigidos por mujeres. Ya basta de que sólo tengamos la versión femenina desde el punto de vista masculino.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

No sé si me falte capacidad de síntesis o es que tantos años de carrera y de haber visto tantas cosas en lugares tan distintos, me hacen imposible la labor de reducirlos a tres palabras, pero creo que al final soy una CREADORA ESCÉNICA NÓMADA.
Me gusta ir como las gitanas y gitanos: en grupo, en lugares diferentes. Nunca permaneciendo demasiado en un mismo sitio. Y respetando mi individualidad sobre todas las cosas, pero siempre en equipo.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

El teatro siempre será relevante en cualquier época, entonces creo que voltearía un poco la pregunta: ¿Cuál es la importancia de este momento histórico en el teatro? y creo que tiene que ver con su capacidad de adaptación. Justo eso, que el teatro puede adaptarse a esta y a cualquier época.
Puede seguir subsistiendo incluso a pesar de que no haya recintos, incluso a pesar de que el público no pueda salir de sus casas, incluso a pesar de que quienes lo crean y lo hacen no puedan reunirse en persona. A pesar de todo esto el teatro seguirá existiendo. Siempre.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Definitivamente la manera de enseñarlo.
Podría haber muchos más temas dónde tendrían que existir algunos cambios, pero si no empezamos por las escuelas de teatro, entonces no estamos arreglando el problema de raíz. Definitivamente las escuelas de teatro necesitan una revisión no sólo de sus programas sino de la didáctica empleada y normalizada desde hace mucho.
En estas escuelas se nos ha enseñado a los creadores escénicos a primero ser sumisos que ser creativos, a obedecer en vez de cuestionar. Y eso se nota en puestas en escena, en la manera en la que hacemos teatro, en cómo cobramos, en cómo no lo cobramos, e incluso en la manera de acercarnos al público.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Libertad creativa.
Capacidad de análisis.
Respeto a su individualidad.
Acceso a capacitación constante.
Derecho a seguridad social.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?


Deseo que los teatros estén llenos. Pero que no sólo estén llenos de personas, que estén llenos de puestas en escena que valga la pena pagar. Que estén llenos de cuestionamientos acerca de temas que nos competen muchísimo como el feminismo, como el antiespecismo, como el antirracismo y un largo etcétera.
Qué estén llenos de empatía hacia grupos vulnerables, que estén llenos de cuestionamientos hacia grupos de poder. Si no es así yo no entendería un regreso al teatro pleno. Si el teatro solo sigue siendo un divertimento ante la tragedia, entonces estamos en una clara desventaja ante otros medios que pueden proporcionar distracción a las personas.
Como personas creativas de la escena necesitamos mucho más que sólo divertir y entretener si no ¿para qué regresar?

Más participantes

Lorea Montemayor

En este momento me cuestiono e investigo mucho acerca de nuestro instrumento actoral ¿Qué tanto lo conocemos? ¿Lo utilizamos a nuestro favor o en nuestra...

Leer más

Héctor Cruz Juárez

Si hay algo emocionante es saber que no estoy solo, que el teatro es un “somos”, un organismo simbiótico que da tanto como exige. En...

Leer más

Mahalat Sánchez

Muchas cuestiones emergen de la simbiosis del proceso artístico y del momento de vida en el que estás. Hay temas que siempre vuelven para ser...

Leer más

Jorge León

Que al menos durante unos segundos aparezca la verdad en escena, pasa poco, pero sigo haciendo teatro para que antes de morir, pase una vez...

Leer más