×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Roberto Sosa López

63 años / México, Ciudad de México

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Periodista

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Mi trabajo inicia en una revista impresa con contenido financiero, ahí empecé a escribir sobre teatro en una página que me asignaron. Me decidí porque tenía ya esta inquietud y necesidad de tiempo atrás y aquí se me dio la oportunidad.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

Las preguntas son las mismas desde el inicio: ¿Qué quiero ver? ¿Qué espero del teatro? ¿Qué me dice? ¿Qué me hace sentir?
Anhelo desde mi trinchera que más gente consuma teatro y hacer sentir a más personas que el teatro es necesario. Mucha gente no va al teatro, piensa que es caro, elitista y eso me provoca a informar más sobre las obras que el público no sabe que existen, que están y se presentan en espacios independientes. El teatro no es sólo aquel que aparece en la cartelera comercial.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

En tres palabras: informar, interesar, provocar.
Yo habito el teatro desde la butaca, como espectador, para después informar el suceso teatral. Esto para mi es singular, diferente, ya que salir de una función -si la obra me trastocó y me llevó a la reflexión- ya no soy el mismo.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

El teatro ha sido importante a lo largo de la historia, desde los antiguos griegos -donde nace el teatro- hasta nuestros días. La historia narra lo que sucedió, el teatro nos habla de lo que está sucediendo. Es así que el teatro ha sido y seguirá siendo importante en toda la historia de la humanidad.
Hoy son tiempos oscuros, violentos, complicados, y ahí está el teatro para señalar y reflejar desde el escenario lo que somos y cómo vivimos.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Debería cambiar desde sus raíces; este modelo en México ha dejado a todos los creadores de teatro en desventaja en relación con otras disciplinas artísticas. Así vemos a gente que ha dedicado su vida al teatro y no cuenta con seguro de gastos médicos y una pensión para retirarse dignamente.
Desde su inicio, los teatreros viven con la incertidumbre de no saber si van a contar con los ingresos necesarios que les permitan vivir sin problemas. Cabe recordar que hay gente que el presupuesto estatal les otorga recursos que les permite vivir dignamente, sin embargo, la mayoría no están dentro de estos programas.
Debe también cambiar el centralismo, debe haber más oportunidades y dinero para los Estados del territorio nacional en donde no se hace teatro, me consta que en muchos de los Estados hay talento… no recursos.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Les deseo que tengan más presupuesto, recursos y los medios para poder desarrollar su potencial artístico, con condiciones dignas para trabajar y no estén pensando en cómo van a pagar mañana la renta, luz, teléfono, etcétera.
Los que hacen teatro deben estar concentrados en su actividad y así lograr buenos resultados; de esta forma el público verá proyectos bien acabados, mejores obras de teatro. No quiero decir que en este momento no las hay, pero si faltan muchos más recursos para todos los hacedores de teatro.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?


Con la pandemia el arte del encuentro con el otro quedó en espera; la emergencia sanitaria nos cambió a todos, nos aisló y confinó. La emergencia la enfrento con carencias, me quedé sin ingresos desde hace seis meses, a Dios gracias con salud -es una bendición-, pero sin trabajo.
Deseo que al volver a estar juntos seamos mejores seres humanos, más tolerantes y empáticos, menos egoístas. Algo debemos haber aprendido con la pandemia, si no estamos mal como sociedad, como seres humanos.

Más participantes

Isael Almanza

Cada uno de los procesos tienen nuevas preguntas en todo momento, pero las que hoy día viven en mi cabeza, tiene que ver con la...

Leer más

Silvia Ortega Vettoretti

Yo creo en el potencial del relato, en el arte del actor y el paganismo del ritual previo al drama. Esa combinación me es fascinante....

Leer más

Sergio Bátiz

-¿Qué rincones no hemos explorado de lo que sólo se puede hacer en el teatro, lo que no se puede hacer ni en el cine...

Leer más