×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Raúl Ramírez «Kigra»

40 años / México, Chihuahua, Chihuahua

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Chihuahua, Chihuahua

Oficio: Fotógrafo, diseñador gráfico

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

El año de 2008 se llevó a cabo la XXIX Muestra Nacional de Teatro en Ciudad Juárez, Chihuahua y el Instituto Chihuahuense de la Cultura (ahora Secretaría de Cultura) me buscó para unirme al equipo de fotógrafos que llevarían a cabo el registro gráfico artístico de la Muestra, buscando crear una colección digna de una exposición fotográfica al final de la Muestra y un archivo de calidad para los archivos del Instituto Nacional de Bellas Artes. Tenía en ese entonces cinco años recorridos en el desarrollo de proyectos documentales y exposiciones a nivel estatal y nacional, experiencia que fortalecía la invitación por parte del Instituto, pero más que nada existía en mí un nuevo interés por las artes escénicas ya que siempre las he considerado la expresión artística más viva y cercana para la reflexión del ser humano. Retratar sus procesos y los destellos de emoción era algo que quería experimentar de forma profesional.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

Han sido ya once años ininterrumpidos de documentación teatral y el aprendizaje nunca termina al enfrentarse a la puesta en escena. Podría dividir esta respuesta en dos partes, la primera sería una reflexión antes de entrar a cada una de las obras, cada una es diferente y compleja de forma única ¿qué limitaciones tendré en esta obra? Soy consciente que la cámara en sí es un artefacto invasivo que tiene que ser utilizado con respeto para los creadores y el público. La segunda sería una idea más conceptual en cuanto a donde vamos con la documentación gráfica de las obras de teatro ante esta pandemia y la “nueva realidad»: ¿En qué nivel sigue siendo una prioridad la documentación fotográfica de las obras de teatro? Sin duda el valor de capturar la creación de los compañeros de teatro siempre será importante, pero quizá esta pandemia marca aún más los límites al acceso o inversión a la documentación fotográfica por cuestiones presupuestales.
(Anhelo) Compartir de nuevo el espacio creativo de un teatro ante grandes obras llenas de reflexión y aprendizaje. Sigo buscando esa otra gran puesta en escena que me haga llorar o reír como loco y que se quede conmigo para siempre por su mensaje y calidad.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Documentación, respeto, aprendizaje.
Quizá el sigilo que busco siempre tener en las butacas o donde me toque posicionarme para las fotos. Sin duda es algo que comparto con los demás compañeros fotógrafos, pero aquí vale la pena mencionar la diferencia entre la fotografía documental artística y la periodística, algunas veces mal hecha. Su conceptualización y producción son totalmente diferentes. La foto periodística busca dar la nota técnica de cierto montaje lo más pronto posible, desgraciadamente algunas veces no le importa adentrarse al mensaje en sí, no profundiza en la concepción de la historia y puede ser una documentación fugaz, a veces faltando al respeto al escenario y al público.
La documentación artística siempre trata de fluir con la obra, analiza el mensaje y respetuosamente lleva a cabo el proceso de registro con los menos clics posibles, respetando actores y público. Busca comprender lo más posible el mensaje de la obra para ofrecer una foto realmente sensible y llena de contenido estético y conceptual.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

El teatro adquiere ahora un valor aún más relevante, pero un gran reto también. Dentro de la inestabilidad económica mundial tiene que encontrar nuevas formas de llegar al público (bombardeado de contenido digital) con producciones dignas de sus creadores y quienes lo consumen. La pandemia ha destapado la cloaca mental del ser humano común y corriente que no sabía que tenía tanta oscuridad dentro de sí. El estar confinado con uno mismo ha resultado peligroso para la misma humanidad y eso el teatro debe reflexionarlo y compartirlo, para de nuevo ser parte del entendimiento social.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

El teatro nacional tiene ya muchos años experimentando con nuevos modelos de presentación y expresión artística, mezclando documentación, danza, canto, etc. Considero que a estas alturas del arte universal todo es válido siempre y cuando exista calidad y valor en el mensaje, respetando las bases de la creación artística y buscando un acercamiento al público en general; las “grandes obras” con mensajes rebuscados, escenarios atiborrados de elementos y personajes sin valor real, tienden a ser un desperdicio de inversión y alejan al público al no sentirse parte de la historia, se pierden de lo bello que es el ser “abrazado” por el teatro.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Un gran éxito encontrándose primero como un ser humano completo, capaz de expresarse lo mejor posible ante el nuevo mundo post pandemia, con todos los nuevos retos que ello significa.
Como creadores escénicos que busquen la pasión en cada uno de sus proyectos y se establezcan retos personales en cada una de sus experimentaciones.
¡También mucha mierda!

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

Afortunadamente hace unos días la compañía de Teatro Bárbaro aquí en Chihuahua encontró una alternativa en cuanto al desarrollo de las obras de teatro en un estacionamiento techado con buena ventilación y pudimos volver a disfrutar de un montaje -de nuevo alternativo- desde la comodidad de los autos con el audio transmitido por estación de radio local. Dentro de lo permitido por el semáforo de la pandemia, pude tener de nuevo el gusto de documentar una obra de teatro y ser parte de un respiro para el público que busca consumir algo diferente ante esta situación.
(Deseo) Que todos estemos bien y reflexionemos de nuestro encierro físico y mental, que honremos a los que se fueron con trabajo de calidad y nuestro mayor esfuerzo por ser uno con el otro.

Más participantes

Carolina Politi

El presente es algo inasible, que viaja a velocidad, no se dibuja previamente y desaparece justo después de suceder. Con los años los actores contamos...

Leer más

Haydeé Boetto

¿Cuántas lecturas podría tener esto? ¿A quién está dirigido esto? ¿Esto es interesante? ¿Esto es universal? Sé que esto parece una cosa, pero en realidad...

Leer más

Hugo Alfredo Hinojosa

No me gusta seguir modas. A mi arribo a la Ciudad de México estaba en auge el Teatro Argentino y ciertas obras del Teatro Alemán,...

Leer más

Bruno Zamudio

¿Cuál es la historia que tengo a partir de mi identidad de género y mi identidad sexual? Por haber sido nombrado homosexual desde mi niñez...

Leer más