×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

María Fernanda R. Almela

31 años / México, Ciudad de México

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Gestora cultural

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Empecé a estudiar danza contemporánea cuando tenía 18 años porque desde pequeña me gustaba expresarme a través del movimiento. Me da paz y siento que me explico mejor. Así que los años pasaron y decidí dedicarme a abrir los caminos para la investigación en artes escénicas tanto para los estudiantes de las metodologías, como para los ejecutantes. Y por otra parte, vengo de una familia de actores que siempre ha interpretado la escena como parte de la vida.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

La principal ha sido mi preocupación por los procesos. Siempre que gestiono, investigo o bailo una propuesta escénica me pregunto cómo evidenciar el proceso creativo. Creo que, al hacer partícipe a la audiencia de este, la propuesta se vuelve más cercana, empática y por lo tanto más fácil de apropiarse de ella.
Anhelo tocar y cambiar mis límites expresivos, así como ser cada día más asertiva en la creación escénica. La conexión del cerebro, la sensación y la emoción es para mí la tríada perfecta para la investigación y ejecución.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Oportunidad, investigación, edificación.
Es una práctica singular porque me dedico a observar a la danza como bailarina, intérprete de acciones, pero también como joven investigadora que se dedica a las artes y en todo momento se deja atravesar por el cuerpo creativo.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

Me parece que es crucial porque en pocas palabras es nuestro reencuentro con la humanidad del ser humano. El teatro, la danza es la conexión con nuestro lado emocional y humano.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Los límites. Deberíamos ser cada vez más abiertos a las oportunidades para dar cabida a discursos fuera de lo imaginado y darles las mismas posibilidades de crecer.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Conexión con el presente, fuerza para defender sus inquietudes, sensibilidad para entender la diferencia como oportunidad y creatividad para ir más allá de lo que ya se hizo con sabiduría.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

Una explosión de emociones. Deseo que cuando volvamos a la escena, todos podamos compartir la experiencia que nos dejó esta pandemia y logremos que la intimidad se vuelva colectiva y podamos transformar esas emociones en arte para producir nuevos caminos de exploración de lo humano, de lo que significa lo humano.

Más participantes

Auda Caraza

El espacio escénico para mí ha sido un laboratorio de preguntas y de no tantas respuestas lógicas, por lo cual podría decir que se vuelve...

Leer más

Emma Dib

Creo que mi anhelo fundamental es aspirar a un crecimiento y un aprendizaje continuos, constantes y consistentes en el Teatro, en lo ontológico, mi ser...

Leer más