×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Quy Lan Lachino

42 años / México, Michoacán, Morelia

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México / Estado de México

Oficio: Artista escénica

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Iniciamos como compañía gracias a la bendita necesidad, la necesidad por contar desde nuestro lugar, la necesidad por encontrar cómplices y creer en el otro. Nos cohesionó el poder de la creación y el espíritu de arrojo de Mauricio Carrillo, quien convocó al primer proyecto que nos conformó como compañía. Así, la complicidad y confianza de los que nos fuimos sumando, compartiendo saberes y herramientas, nos dictó el tipo de teatro que hacemos y buscamos: un teatro físico, gestual y de calle.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

En estos tiempos confrontadores, nos moviliza la pregunta por el teatro mismo, la creación, el arte, quiénes somos como individuos y compañía, qué nos compromete, cómo nombrar lo que hacemos, la búsqueda curiosa por lo que nos rodea, escuchar a la naturaleza.
Anhelamos seguir contando historias desde el cuerpo, en la calle, a narrar instantes entrañables pero -sobre todo- a compartir, hacer sentir a los que nos acompañan que no estamos solos.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Familia, arrojo, responsabilidad.
En nuestra manera de habitar el teatro valoramos mucho el impulso, el arrojo y la responsabilidad que se tiene al comenzar un proceso creativo, de esta forma sabemos que el resultado será enriquecedor para todos, luego lo que toca es cuidar el tesoro hallado, para después permitir el cambio. Una creación no es una obra terminada, es una obra viva en constante transformación.
Abrazamos los proyectos de modo que logremos darles larga vida, comprometidos a buscar retribuir económica y artísticamente a todos los elementos que conforman cada espectáculo. Lo que nos ha dado una enorme fuerza es la confianza que cada integrante aporta a la compañía.
Buscamos compartir, desde el espíritu de la fiesta, de la comilona en la familia, convidar y celebrar juntos la vida.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

La importancia de la colectividad es un aspecto clave en estos tiempos. En el teatro nos especializamos en el trabajo en equipo, en hallar estrategia para encontrarnos. Estimamos de suma importancia mantener y fortalecer las redes creadas entre los artistas y el público, dentro de los lineamientos de la nueva normalidad.
Pensamos que es un momento de transformación, es momento de evolucionar y de afianzar lo que nos hace ser diferentes de las otras artes, para mantener comunicación con los públicos a los que nos queremos dirigir. No se trata de complacer ni mucho menos, sino de apuntalar nuestras poéticas y de permitirnos el cambio, y bajo ninguna circunstancia dejar a un lado de esta transformación trascendental al espectador.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Pensamos en cómo hoy día, establecemos las relaciones entre los públicos, las instituciones, entre los creadores y encontramos una enorme brecha que separa estos organismos. Como si cada cosa se atendiera de modo separado. Creemos que romper ese cerco es un camino de cambio. Entendemos que es fundamental encontrar formas de cambiar nuestra relación con las y los que organizan nuestro país, hacerles ver que el quehacer teatral y el arte en general es un potenciador de los ámbitos de vida de los y las mexicanas. Vemos como alternativas darle presencia a la construcción de sinergias entre artistas e institución, crear programas de mayor impacto en todo el país, materializar la descentralización y vincularnos mucho más con la educación.
Las instituciones, los espacios independientes y las compañías debemos entender que estamos trabajando hacia una misma dirección, la prioridad es hacer que todo tipo de espectador se interese más por nuestra disciplina, interesarnos en ellos.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

La responsabilidad de tomar las condiciones de lo heredado, desde su presente, lo que ha sido positivo y sus carencias. No olvidar implicarse con lo que el pasado ha hecho huella. Y desde ahí no tener miedo a transformar lo recibido, hacer el arte que dicte su sensibilidad con riesgo y compromiso.
La vida y el mundo se están transformando por lo que necesitamos de su valiosísima visión, arrojo y experiencias. Mantenerse abiertos al cambio, con la capacidad de crear estrategias para relacionarse con su entorno. Ser el puente para enlazarse con su tiempo y con las otras nuevas generaciones. Será interesante poder dialogar con sus mundos creativos.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

Es un momento difícil para el teatro presencial por lo que este periodo ha sido un proceso para estrechar lazos con otras compañías. Hemos impulsado espacios virtuales como el Conversatorio: Teatro Vemos de compañías no sabemos, y generamos El Primer confinamiento creativo convocado por Ráfaga Teatro, realizándolo de manera presencial en Pátzcuaro, Michoacán junto con seis compañías de teatro independiente y de calle. El objetivo fue conocernos, compartir nuestros procesos creativos y tratar temas sobre la realidad que nos acotaba.
Por otro lado, la virtualidad nos ha permitido hablar desde nuestros lugares de origen, observarlos y conectarnos con otros. Hemos accedido a espacios y artistas que de otro modo no habríamos conocido. Hay una fuerza descentralizadora de las artes en esta necesidad de conectarnos a través de las redes y plataformas de comunicación virtual. En relación a esto, confiamos en que se mantenga y se estrechen las vinculaciones creadas en la virtualidad y darle cause, en un futuro, a las inquietudes que encontramos juntos, dentro de proyectos presenciales.
Deseamos que las relaciones entre las compañías teatrales se funden desde una heterarquía sólida, aprender a dejar a un lado a los “gurús”, dejar de ver para arriba o para abajo a nuestros colegas y emprender el camino de la responsabilidad creativa, hacer más caso a preguntas que nos ayuden a materializar nuestras inquietudes artísticas.

Más participantes

Esther André González

¿Cómo se hace teatro? ¿Cómo llegas al corazón del espectador, del actor y de los creativos? ¿Cómo creas música con el movimiento y la palabra?...

Leer más

Mayra Sérbulo Cortés

Compromiso, disciplina, comunidad. Que por medio de mi interpretación artística, logre expresar pensamientos y reflexiones respecto a un tema social en comunidad.

Leer más

Maribel Carrasco

Me pregunto mucho sobre lo que estamos haciendo los artistas por construir diálogos e imaginarios inteligentes y provocadores, que estén a la altura y a...

Leer más

Iker Vicente

Trabajar para darles forma concreta a preguntas que no atinan siquiera a nombrarse en la cabeza, donde sólo son una sensación, una incomodidad, una posibilidad....

Leer más