×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Quinta Teatro

10 años / México, Ciudad de México

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Compañía de teatro de calle y teatro visual

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

En el núcleo actual de la compañía convivimos personas que provenimos de tres escuelas o colegios principales de teatro: la Escuela Nacional de Arte Teatral, el Colegio de Literatura Dramática y Teatro y del Centro Universitario de Teatro, curiosamente coincidimos en provenir de barrios populares de la ciudad, compartimos el gusto por un teatro que sucede fuera de las salas de teatro, que explora lugares acercándose e intercambiando formas directamente con lo popular, el juego con la música, los sonidos y la creación de mundos de ensueño que invaden o intervienen los espacios a cielo abierto.
Como mujeres y hombres que crecimos en la ciudad posiblemente nos atrajo la necesidad de dialogar con el cúmulo de identidades y estímulos con los que crecimos. Así surge la pregunta “¿Cómo generar lo inesperado en una ciudad como la capital de México?» es un reto constante y un excelente entrenamiento para la creatividad artística.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

Constantemente nos preguntamos en la práctica sobre los límites de nuestro oficio como gente de teatro, ¿Cómo intercambiar y adquirir conocimientos? ¿Qué elementos de la realidad (tecnología, arte, ciencia, etc.) actual se pueden integrar al teatro que hacemos? y ¿Qué puede resultar fascinante y cómo integrar un público que está en lugares que son de la comunidad?
Anhelamos colocar al teatro de calle Mexicano como un punto de referencia en el panorama internacional y protagonizar como compañía festivales y encuentros a nivel internacional.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Color, títeres, música.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

Creemos que en este momento la interacción humana está profundamente dañada. Hay muchas personas con pánico a relacionarse, con pánico a salir a la calle. Creemos que la situación de aislamiento está dejando profundas huellas psicológicas, entre ellas depresión y ansiedad. Además de polarizar a los diversos sectores sociales en donde se busca culpar a aquel que no se queda en su casa. Cuando el quedarse en casa es para muchos imposible.
Creemos que hoy más que nunca es necesario el encuentro. Creemos en la necesidad de buscar y poner en marcha mecanismos que propicien el encuentro de manera segura; porque todos necesitamos volver a interactuar en el espacio público. Necesitamos cantar, bailar, sonreír. Hay muchas maneras de hacerlo, pero lamentablemente en estos momentos impera la preocupación más que la prevención, el discurso más que la acción.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Creemos que se necesita dotar al hacedor de teatro desde la escuela de habilidades no solamente técnicas y expresivas con respecto a su quehacer; sino que se debería desarrollar desde siempre toda esa gama de habilidades de gestión, promoción y producción que al final resultan ser el pilar de nuestro oficio. Todos hemos tenido que aprender esas cosas con la práctica. Quizás si se ejercitaran ese tipo de habilidades con la misma seriedad con la que se trabaja lo artístico tendríamos una comunidad mucho más preparada para enfrentar una situación como la actual.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Que la brecha de transmisión y flujo de conocimiento sea más abierta de una generación a otra y podamos entender más prontamente que el conocimiento y las tradiciones teatrales son vivas, cambiantes y múltiples y que únicamente de nosotros depende la renovación constante para crear belleza a través del gesto y la acción en el mundo.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

Nosotros hemos estado buscando maneras de seguir creando a pesar de todo. Desarrollamos procesos pedagógicos a distancia, lo cual ha sido un descubrimiento muy grato, que nos ha conectado con creadores alrededor del mundo, en otras circunstancias quizá nunca nos habríamos conocido.
Como compañía, nos hemos mantenido en contacto desarrollando procesos de investigación escénica, resolviendo y adaptando proyectos que ya estaban en proceso antes de la cuarentena. Cuando el semáforo disminuyó en octubre-noviembre del año pasado movidos por la crisis económica que está sufriendo el gremio, convocamos a un laboratorio de unipersonales en calle. La premisa era: ¿Cómo hacer dialogar nuestro trabajo con algún oficio de intercambio económico en calle? Optamos por el Unipersonal, por aquello de reducir el riesgo de contagio al mínimo, e incluimos en nuestros personajes el uso justificado de mascarilla, pudimos hacer un par de pruebas en calle y la acogida del público fue muy cálida.
Actualmente trabajamos en la construcción de un teatrino en el patio de nuestra sede en la colonia Obrera apostando a la posibilidad de dar funciones de títeres para poco público en un espacio abierto. También hemos estado haciendo intervenciones móviles, pasacalles musicales que generan interacción, pero no aglomeraciones ni contacto físico.
Añoramos que los parques y las plazas se llenen de artistas y nuevos formatos. Creemos que la crisis es una oportunidad de explorar nuevas posibilidades de interacción con el público. Quizás es un tanto utópico y requerirá de una larga inversión de tiempo, pero creo que es necesario recordar que el teatro es un oficio y que nosotros comerciamos con nuestros espectáculos y nuestras habilidades.
Qué se vuelva común ver a un actor, un cantante o un titiritero así como es normal ver al señor el pan y al bolero. Creemos que tenemos que aprender a hacer convivir nuestro oficio con la realidad que nos toca vivir cada vez y encontrar nuevas estrategias para generarnos una economía estable y constante. Retomando la maestría del arte del teatro y abandonar la idea romántica del sufrimiento del artista.
Deseamos profundamente que haya un “boom” de espectáculos al aire libre. Es interesante lo que está sucediendo con los restaurantes, el espacio público se está recuperando. Ahora es por un requisito sanitario, pero es sumamente importante cada día salir por lo menos un momento a tomar el aire y mirar el cielo.

Más participantes

Bawixtabay Torres

¿Cuáles son los temas de nuestra generación? ¿Cómo se vinculan las artes escénicas con otras disciplinas? Para mí, toda creación artística es política.

Leer más

Esaú Corona

Lo más importante para mí es que en el teatro puedo reinventar las formas de trabajo; me interesa sobre todo ahondar en la creación colectiva,...

Leer más

Mahalat Sánchez

Muchas cuestiones emergen de la simbiosis del proceso artístico y del momento de vida en el que estás. Hay temas que siempre vuelven para ser...

Leer más