×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Jaime A. Rosales D.

60 años / México, Veracruz, Tuxpan

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Periodista

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

En la secundaria participé en la representación de El Auto de los Reyes Magos. Una vaga intuición me hizo percibir en aquel ejercicio que el teatro era como de otra dimensión; un juego cercano y ajeno a un tiempo. No lo supe precisar entonces y quedó ahí. Luego estudié periodismo y entre mis intereses culturales siguió figurando el teatro. Durante mis años en Gaceta UNAM, fui asignado a la cobertura de la Coordinación de Difusión Cultural. Ahí pude entrevistar, entre otros, a Luis de Tavira por el estreno de La séptima morada; a Héctor Mendoza, por Secretos de Familia; a Alejandro Aura por Los empeños de una casa. Asistí entre maravillado y perplejo al descubrimiento de Francisco Tario y El caballo asesinado. El teatro se instaló de nuevo en mí.
El periodismo procura a sus practicantes un lugar de primera fila frente los acontecimientos que importan. A poco de estar en ese sitio de privilegio, uno quiere indagar y descubrir más acerca de lo que escribe. Eso me ocurrió con el teatro y por ello parte de mi ejercicio profesional está dedicado a preguntarme, desde la crítica y el ejercicio periodístico, sobre lo que podemos decir y comunicar acerca de este arte esencialmente inefable.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

¿Qué tanto el desplazamiento del pensamiento crítico acerca del teatro y las artes escénicas está relacionado con un modelo de difusión que privilegia la comercialización de las obras como parte de la sociedad del espectáculo y del entretenimiento, y no como una experiencia vital y humana? ¿Puede aspirar el lenguaje escrito a dar cuenta de la experiencia efímera que supone la complejidad de una puesta en escena? ¿Cómo equilibrar el papel del crítico como analista del acontecimiento teatral y las tendencias recientes, según las cuales su papel no es juzgar –algo implícito en ese análisis– sino solo mediar entre el público y las obras? ¿Qué tipo de consumo cultural se promueve desde los medios? ¿Cómo puede la crítica y el periodismo favorecer la formación de públicos y no solo promover al teatro como una forma de distracción?
Mis anhelos dentro de las artes escénicas y desde el periodismo tienen que ver con la existencia de un periodismo y una crítica no complaciente ni de amigos, que cuenten con las herramientas de análisis que permitan, en su caso, confrontar el status quo que prevalece en nuestro medio y que con frecuencia invade a los hacedores y creadores escénicos.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Periodismo teatral.
Habitar el teatro desde el periodismo y la crítica implica un constante compromiso con la preparación que permita tener las herramientas teóricas y discursivas para diseñar entrevistas, notas informativas y críticas que no se queden en la inmediatez del «de qué trata» una obra, sino que cada pieza sea un oportunidad de reflexionar con los espectadores y creadores sobre las formas de representación, de los procesos creativos que conducen una obra al escenario, como forma de favorecer la relación inmediata de los espectadores con las obras, condición indispensable de la experiencia estética.
Nuestro ejercicio está orientado a una deliberación que se pregunta por los valores del fenómeno teatral (actorales, dramatúrgicos, escenográficos, ideológicos) y que apuesta por la formación de audiencias críticas y mejor dotadas para apreciar y disfrutar el hecho escénico.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

En este y en todo momento histórico, el teatro es relevante por su capacidad de generar un discurso paralelo y opuesto al que priva en la cultura hegemónica que normaliza interpretaciones y visiones del mundo que responden a intereses y necesidades, que con frecuencia no son los de la colectividad. El teatro está ahí para mostrar, mediante la comedia o el drama, las imposturas de hombres y sociedades y para señalar, mediante la identificación, la no identificación y hasta mediante la confrontación, de dónde cojean las verdades que en cada época son asumidas por todos, pero no para proponer otras, sino como una permanente indagación que se pregunta sobre lo humano.
Ese constante preguntarse sobre sí mismo y sobre lo demás es lo que ha otorgado y otorga al teatro su condición de posibilidad, en todo tiempo y lugar.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Desde la perspectiva comunicacional, debería cambiar el modelo de difusión teatral de conferencias de prensa en donde el objetivo es dar a conocer al público que una obra estará en cartelera, pero sin hablar del teatro mismo. Reporteros poco familiarizados con el arte y los términos teatrales y compañías poco interesadas en profundizar sobre su propio quehacer se combinan para seguir en un modelo de comunicación y difusión del teatro que no contribuye a la formación de nuevos públicos, ni se refleja en el ingreso en taquilla, que es lo que paradójicamente se busca.
En el fondo parecería como si tanto productores, directores, dramaturgos y elencos se consideraran en la obligación de no ir más allá de las generalidades cuando hablan de su quehacer; como si el teatro mismo tuviera miedo de no ser comprendido, de evitar o eludir hablar de las honduras que implica el proceso de montaje de una obra, por pensar que nadie entendería, y así el teatro se derrota un poco a sí mismo, pues considera al público como un consumidor al que hay que dar gusto en la lógica del mercado y al que por lo tanto se debe convocar desde la lógica de la diversión y el entretenimiento.
Más extraño resulta esto cuando muchos creadores coinciden en que resulta más enriquecedor el proceso que el resultado, pero privan del conocimiento de éste al público receptor de las obras, cuando el camino recorrido hacia lo que se mira pudiera proveer de mayores elementos para la recepción de cualquier obra, es decir, para cuando se produce el milagro de la transfiguración sobre el escenario.
Aun cuando se insiste en señalar que el proceso creativo que conduce a una puesta en escena es algo íntimo, mucho favorecería la comprensión del arte teatral, no solo en la formación de críticos sino en la apreciación de los públicos, si cada compañía permitiera el acompañamiento de un comunicador teatral que reseñe paso a paso la composición de un montaje.
Quizá la nueva realidad en que estamos favorezca este tipo de iniciativas que permitan atraer de nuevo al público.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Un ejercicio muy deliberativo acerca de sus responsabilidades artísticas y de su papel en la revaloración social del teatro.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?


La enfrentamos desde el estudio y la reflexión, así como asistiendo a las diversas propuestas que se presentaron vía Online y tratando de dilucidar los lenguajes en que incursionó el teatro ante el confinamiento de los cuerpos.
Ahora que empezamos paulatinamente a encontrarnos espero que el teatro, consciente ya de su condición prescindible, persista en seguir dando cuenta de esa otra voz, a veces indecible e inaudible de la experiencia humana.

Más participantes

Felipe Lara García

Cuando un cliente me dice: ¿Crees que se pueda? Yo sonrío y me río, ese es el reto. Me gustan los desafíos y al final...

Leer más

Compañía Cromagnon

Deseamos que entre la sociedad se propague un sentimiento de apoyo mutuo y sensibilidad a las artes escénicas como un servicio necesario para el desarrollo...

Leer más

Alfredo Michel Modenessi

Para mí, no hay pregunta que en última instancia no se pueda ligar a la práctica profesional que he elegido y me hace feliz. Anhelos:...

Leer más

Silvia Peláez

Dadas las condiciones de producción de nuestro teatro, mis anhelos tienen que ver con la relación entre lo que escribo y el tiempo que puede...

Leer más