×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

David Hurtado

36 años / México, Ciudad de México

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Yucatán, Mérida

Oficio: Director de escena

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Para poder explicar mis inicios en el teatro tengo que hablar de mi origen. Soy de una comunidad rural en el estado de Michoacán que lleva por nombre San Isidro, ahí viví hasta los 18 años, momento en el que tuve que mudarme a la capital del estado para estudiar la universidad. Estaba por terminar mi primer año en la carrera de Arquitectura y mi hermano mayor me invitó a una función de teatro, recordó que en la secundaria y preparatoria había hecho algunas obras para los concursos que se organizaban cada año y pensó que podría gustarme, nunca imaginó a qué grado sucedería.
La función era en el Teatro Ocampo, un espacio maravilloso ubicado en el centro histórico de la capital del estado, entré y mis ojos no daban crédito de la belleza arquitectónica de ese lugar, dieron tercera llamada, se hizo el oscuro y la magia comenzó, estaba viviendo por primera vez mi encuentro con el teatro a la edad de 18 años. Salimos de la función y casualmente a contraesquina del teatro se encuentra la Facultad Popular de Bellas Artes, mientras pasábamos por ahí, vi el anuncio en la reja que decía: Examen de admisión para la Licenciatura en Teatro, por la velocidad con la que caminábamos y por el tamaño de las letras no pude leer toda la información, regresé al día siguiente para revisar las fechas y los requisitos, me di de baja de Arquitectura y comencé mi aventura en el teatro en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Decidí dedicarme al teatro porque mi experiencia como espectador fue única y porque me parecía injusto que hubiera personas que tuvieran que esperar a los 18 años para vivir una experiencia de tal magnitud y algunas otras, tal vez nunca lo harían.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

La pregunta que me hago constantemente es ¿por qué el teatro sigue siendo para unos cuantos?
Con fundamento en la pregunta anterior se genera uno de mis mayores anhelos, seguir generando proyectos que tengan la posibilidad de llegar a las comunidades con difícil acceso a la cultura.
Sin embargo, no puedo dejar de lado la situación que vivimos actualmente, la pandemia ha provocado una urgencia de encuentro presencial por parte de los artistas, lo cual ha detonado en mí nuevos cuestionamientos respecto a los públicos a los cuales nos dirigimos, ¿a partir de ahora cómo vamos a dialogar con nuestros espectadores? ¿Cómo estableceremos la relación con el público para que sigan decidiendo a favor de la experiencia artística? ¿Qué estrategias desarrollaremos para lograr un público constante?

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Retorno al origen.
Cada proyecto es un viaje de retorno a mi comunidad. Parto de lo que quiero decir como director de escena, de lo que me duele, de lo que me molesta, de lo que conozco. Intento que el punto de partida sea la honestidad, independientemente de cuál sea el montaje, me parece trascendental realizar puestas en escena con contenido, donde se vea reflejada mi postura ante lo que estoy diciendo, ante el hecho escénico y sobre todo, ante mi entorno. Debo tener una razón especial para hacer lo que hago, porque esa razón la sentirá cualquiera que entre en contacto con mi trabajo.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

Siempre he pensado que el teatro es el lugar donde habita la esperanza. Por lo tanto, me parece que hoy más que nunca resulta de vital importancia su presencia en la sociedad, no solamente para los hacedores de teatro, sino para los diferentes públicos que tanto han perdido con la pandemia.
El teatro es lo que me ha permitido mantenerme a flote, seguir buscando el contacto aún en la distancia, con coincidir con compañeros y compañeras artistas en diferentes partes del mundo. Se ha convertido en el lugar en el que podemos seguir generando a pesar de la destrucción anímica por la cual hemos pasado, porque creemos fehacientemente en el poder del teatro para reconstruir el tejido social.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

El teatro llega a muy pocas personas, me parece que se debería trabajar en una reestructuración general para que pueda llegar a un mayor porcentaje de espectadores, sin importar las condiciones sociales a las cuales pertenezcan, me parece que la desigualdad social no debería estar presente en ningún ámbito, mucho menos el cultural.
Apelaría por un teatro para todos.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Les deseo un teatro sin violencia, espacios en los que se puedan desarrollar de manera creativa con total libertad.
Deseo procesos armónicos en los que el conflicto esté presente, pero únicamente en la escena y que el respecto prevalezca en todos los ámbitos de la creación escénica.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

La pandemia me ha brindado la fortuna de pertenecer a una de las compañías más importantes del país, liderada por Raquel Araujo y Oscar Urrutia, queridos maestros ambos, colaboro como coordinador de producción de Teatro de La Rendija y director en residencia, desde aquí enfrento las batallas del día a día, desde este lugar puedo seguir colaborando en proyectos que están destinados a los públicos con los que siempre me gusta estar en contacto.
También me permitió reencontrarme con los miembros fundadores de la compañía
Marfil Teatro y tener la posibilidad de trabajar a distancia un laboratorio de creación escénica. Enfrentamos la emergencia generando procesos de investigación en los cuales nos podamos sentir acompañados. Acudimos a encuentros creativos en donde cada pieza es indispensable para generar un engranaje que permita el correcto funcionamiento de los procesos.
Deseo que cuando volvamos a estar juntos valoremos el encuentro, algo que nos ha robado la pandemia, a fin de cuentas, eso es lo que nos ha permitido el teatro a lo largo de la historia, la posibilidad del encuentro con los otros.

Más participantes

Miguel Ángel López Delgado

Uuuuuuuuuuffffffff, es un cúmulo de muchas sensaciones, emociones y pensamientos que obedecen a mi naturaleza íntima y personal. Me lo pregunto justo en este momento...

Leer más

José Uriel García Solís

¿Por qué hacer Teatro? ¿Para quién? ¿Con quién? ¿Dónde? ¿Es indispensable? ¿Qué puede aportar? En ocasiones y por momentos, creo que tengo las respuestas, luego...

Leer más

Gabriel Yépez

Considero que todo está por hacerse, por descubrirse, como una premonición, me interesa todo del mundo, o casi todo, y ese descubrimiento me parece más...

Leer más

Azalia Ortiz

Hay una pregunta constante y vital que alimenta mi práctica y que en el teatro por ser un arte vivo y colectivo, desde mi perspectiva,...

Leer más