×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Estefanía Ahumada Norato

28 años / México, Veracruz, Xalapa

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Actriz, dramaturga, productora

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Inicié en los talleres de teatro para aspirantes a la licenciatura en la Universidad Veracruzana. Yo ya estaba segura de lo que quería estudiar desde los quince años, así que tuve que hacer el taller dos veces porque no tenía la edad suficiente para entrar a la Facultad de Teatro. Decidí dedicarme a la disciplina teatral desde que era niña, suena a cliché pero así fue.
En un principio, soñaba con ser actriz, veía muchas películas de autor y me encantaba buscar los detalles en cada interpretación. Cuando crecí me di cuenta que los mejores actores egresaban de escuelas de teatro y, al ser originaria de Xalapa, tuve muy cerca la posibilidad de estudiarlo y consumirlo. Ahora, veo la actuación como una de las tantas aristas que me interesan del hecho teatral.
He escrito algunas obras, hace poco me aventuré a dirigir y son dos áreas que me entusiasman mucho. Mi yo niña no dimensionaba lo mucho que se puede crear desde otras partes que no son solo la actuación y mi yo adulta, no se arrepiente de haber decidido dedicarme a esto.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

¿Cuál es el futuro de la presencia en el teatro? ¿Hay otras maneras de generar convivio? ¿Cuál es el ritual teatral contemporáneo? ¿Los contenidos por streaming han acaparado la ficción? ¿Cómo renovar las historias ficcionales en el teatro? ¿Cómo creo a partir de mi visión femenina del mundo? ¿Si pondero el trabajo en colectivo cómo puedo dar espacio y visibilidad a mi discurso personal? ¿Cuál es la mejor manera de romper con estructuras jerárquicas y dinámicas violentas en mi práctica, dentro de mis colectivos? Estas preguntas alimentan mi práctica y aún no tengo la respuesta a ninguna. Tal vez el proceso de búsqueda sea la única respuesta.
Anhelo poder vivir los procesos creativos que me ayuden a responder estas cuestiones. Vivir como creadora escénica, tener el germen de una idea y ver la manera de materializarla, desde la dramaturgia, la dirección, la actuación, la producción.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Equipo Origen Sublimación
Me interesa habitar el teatro a partir de las relaciones que establezco, sobre todo, relaciones de amistad. Los colectivos independientes a los que pertenezco se han vuelto mi familia, son amigos con los que puedo contar en la vida, además de ser mis colegas. Esto también lo aplico en mi dramaturgia, todo lo que escribo viene de mi relación con mis amigos y mi familia. En cada obra le he robado la vida a alguien y la he entrelazado con la mía.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

Es tan importante como la falta de presencia nos ha aislado. El convivio, el rito de transformación que implica el hecho teatral son fundamentales para no dejar de pensarnos como una colectividad. Cuando un cuerpo está frente a otro contando una historia, presentando un acto vivo, confesándose y genera empatía, complicidad y reflexión… ahí es cuando las conciencias empiezan a moverse.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Las estructuras jerárquicas, la competencia dentro del gremio, las dinámicas violentas dentro de los colectivos teatrales.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Deseo que desmitifiquen en las escuelas la figura de las «vacas sagradas». Nadie decide quién sirve y quién no para este arte. Aprendan del gurú, cuestionen al gurú. Aprendan del teatro que se ha hecho antes de ustedes, cuestionen el teatro que se ha hecho antes de ustedes.

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

La enfrentamos adaptándonos, no hay más. El lenguaje teatral se tuvo que ajustar a las nuevas circunstancias del mundo y así es cómo el arte se renueva. No sé muy bien qué va a pasar cuando regresemos, pero noto dos tendencias: Un teatro que abraza lo virtual, que busca el encuentro más allá de la presencia física, tal vez con espectadores virtuales y presenciales, de otros países y de la misma colonia. Y, otro teatro que quizá busque la intimidad, el encuentro íntimo con un número cada vez más reducido de espectadores, la cercanía, la proximidad, un espectáculo para uno o dos espectadores.
Yo deseo que ocurran ambas maneras de hacer y ojalá aún más, cuando volvamos a estar juntos.

Más participantes

María Kemp

En mi día a día encuentro el interés por investigar el silencio, el cuerpo sonoro, los sonidos en los objetos cotidianos, el cuerpo como instrumento...

Leer más

Daniel Austria

¿Cómo acercar el teatro a cada rincón? ¿Cómo se comparte la emoción que te hace sentir el teatro? Llegará algún día en el que el...

Leer más

Marysol Cordourier

Las preguntas que alimentan mi quehacer escénico se desdoblan en la creación-investigación, de mi propia praxis y también de la de mis colegas. Me interesa...

Leer más