×

Instantánea: 7 preguntas sobre teatro en estos tiempos que corren.

Ari Albarrán

27 años / México, Ciudad de México

Lugar principal de trabajo (País, estado, ciudad): México, Ciudad de México

Oficio: Actriz

¿Cómo iniciaste dentro de la disciplina teatral? ¿Por qué decidiste dedicarte a ella?

Inicié en un bachillerato de artes, un Centro de Educación Artística, un lugar maravilloso para la juventud porque es un espacio muy libre donde uno tiene la oportunidad de acercarse al arte de maneras inimaginables. Mi inquietud nació de un flechazo, así como el amor a primera vista, viendo un musical en el Centro Cultural Teatro 1. No podía creer que todo lo que estaba en escena era real y que hubiera tantas personas trabajando al mismo tiempo y cantando y bailando y moviendo escenografía. Salí de ahí y lo primero que le dije a mi mamá fue: “yo quiero estar ahí”. Así que buscó este bachillerato de artes para mí con la firme idea de que alimentaría la sensación que tuve en esa sala del teatro. Y así fue.

¿Qué preguntas siguen alimentando tu práctica? ¿Qué anhelos tienes por vivir dentro de las artes escénicas?

La primera pregunta que alimenta mi practica siempre nace de un “y si…”. Una idea o una inquietud de probar algún lenguaje o alguna historia. Inmediatamente después del “y si…” viene la pregunta ¿Y si esta historia la contáramos con máscaras? ¿Y sí hablara de mi experiencia en los castings? ¿Y sí armáramos un proyecto para niños con muchas historias distintas?, etc.
Todas estas preguntas o imaginaciones sobre proyectos futuros son los que alimentan el anhelo de seguir haciendo teatro o dedicándome a la actuación. Otro de los anhelos más fuertes viene de considerarme una actriz creadora, por lo que siento que mi ocupación esta todo el tiempo en la creatividad para hacer, desarrollar o producir.

Describe tu quehacer teatral en tres palabras. ¿Qué hace de tu forma de habitar el teatro una práctica singular y distinta a las demás?

Creación, creatividad, conexión.

¿Cuál consideras que es la importancia del teatro en este momento histórico?

Me he puesto mucho a pensar en esta respuesta porque lo cierto es que siempre en las crisis el arte aparece después, primero está la sobrevivencia. Y todos lo sentimos, en este momento cuando la salud es una de las incógnitas y de los temores más latentes, nadie se preocupa por el arte. Sin embargo, me gusta pensar en una frase que un querido maestro me dijo “nosotros somos los doctores del alma”.
De modo que cuando la crisis te avasalla, cuando sientes que no puedes más, que pierdes la fe, que necesitas despejarte de los problemas… ahí entramos nosotros: contamos historias para alentar, hacemos música para liberar, generamos un poquito de felicidad en el encierro.
La mente tiene que estar activa para que no colapse, además es muy importante recordar que mientras haya mejor ánimo las defensas del cuerpo están activas.

¿Qué crees que debería cambiar en nuestro modelo teatral?

Realmente creo que los modelos de producción. Estamos acostumbrados a mendigar dinero y apoyos por la alta demanda y las trabas de la burocracia, esto merma la creatividad de alguna forma, en lugar de potenciarla. También nos han mal acostumbrado a saber que el apoyo viene solo si hay gente con renombre en nuestros proyectos. ¿Por qué no se les apuesta a los nuevos talentos? Esto deriva de otra problemática del modelo teatral actual: todavía no hay suficiente pedagogía o metodología para aprender Producción Teatral, y en mi experiencia es vital si uno quiere ser profesional.

¿Qué le deseas a la siguiente generación de hacedores teatrales?

Les deseo que nazca en ellos el interés y las ansias por aprender todos los aspectos del quehacer teatral. Somos una comunidad enorme, pero cerrada, a veces nos limitamos solamente a un área del teatro. Me parece pertinente generarnos una inquietud apasionante para contestar nuestras preguntas ¿Cómo se hace? ¿Con quién lo hago? ¿Dónde lo hago? ¿Hasta dónde puedo llegar? ¿Hasta quiénes puedo llegar?

Si el teatro es el arte del encuentro con el otro ¿cómo enfrentas la emergencia que vivimos ante el COVID-19? ¿Qué deseas que ocurra cuando volvamos a estar juntos?

El enfrentamiento es brutal, porque salen a relucir otras necedades para sobrellevar la vida, los gastos, los miedos. Yo suelo hacer una lista de las cosas buenas que me están pasando para no perder el rumbo y trato de no pelearme con esta situación que no tiene control. Sé qué hay algo que se tiene que atender inmediatamente, y que nuestro quehacer nos espera.
Deseo que cuando podamos estar juntos podamos construir proyectos para que la gente pierda el miedo a verse o abrazarse, que acerque nuevamente al teatro con apertura. Espero con ansias todas estas historias que han estado guardadas. Y deseo fervientemente que el encierro nos dé una mejor manera de convivir como comunidad, para dejar fuera las exclusiones y los estereotipos. Que se noten nuestras ganas de estar juntos, y que perdure.

Más participantes

MariCarmen Núñez Utrilla

Mi interés constante es que los proyectos en los que me vea involucrada tengan un discurso. Me gusta y disfruto enormemente los continuos y sorpresivos...

Leer más

José Uriel García Solís

¿Por qué hacer Teatro? ¿Para quién? ¿Con quién? ¿Dónde? ¿Es indispensable? ¿Qué puede aportar? En ocasiones y por momentos, creo que tengo las respuestas, luego...

Leer más

Alfredo Michel Modenessi

Para mí, no hay pregunta que en última instancia no se pueda ligar a la práctica profesional que he elegido y me hace feliz. Anhelos:...

Leer más